Niñez




Santa María Faustina nació el 25 de Agosto de 1905 en la aldea de Glogowiec, en Swinice Warckie, que actualmente es la provincia de Konin, en Polonia. Es hija la tercera hija de una familia de diez hermanos, formada por el matrimonio de xxx y xxx, gran ejemplo de vida espiritual.

Dos días más tarde, fue bautizada en la Iglesia de San Casimiro con el nombre de Elena (Helena)

A muy temprana edad, Elena (Helena) fue llamada a una vida de perfección cristiana. Una indicación de este hecho fue un sueño que ella tuvo a la edad de 5 años. Su madre recuerda que en esa época, Elena (Helena) dijo a su familia. “Yo estuve caminando de la mano de la Madre de Dios en un jardín precioso”. Muchas veces, aún antes de los siete años, la niña se despertaba durante la noche y se sentaba en la cama. Su mamá veía que estaba rezando, y le decía que regresara a dormir o terminaría perdiendo la cabeza. “Oh, no madre”, Elena le contestaba, “mi ángel guardián me debe haber despertado para rezar."

La propia Santa Faustina recuerda en su Diario que “Desde los siete años sentía la suprema llamada de Dios, la gracia de la vocación a la vida consagrada. A los siete años, por primera vez oí la voz de Dios en mi alma, es decir, la invitación a una vida más perfecta. Sin embargo, no siempre obedecí la voz de la gracia. No encontré a nadie quien me aclarase esas cosas.” (Diario 7)

Elena (Helena) tenía aproximadamente 9 años (1914) cuando se preparó para recibir los sacramentos de la Confesión y su Primera Comunión en la Iglesia de San Casimiro, en su aldea natal. Su madre recuerda que antes de dejar la casa aquel día, Elena (Helena) besó las manos de sus padres para demostrar su pena por haberles ofendido. Desde aquél entonces, se confesaba todas las semanas; cada vez rogaba a sus padres perdón, besándoles las manos, siguiendo una costumbre polaca. Esto lo hacía a pesar de que sus hermanos y hermanas no le imitaban.

En los años de su infancia, las escuelas en Polonia permanecieron cerradas durante la ocupación rusa. Por esta razón, Elena (Helena) comienza la educación en la escuela primaria muy tardíamente, en el mes de Septiembre de 1917, a la edad de doce años. Cabe indicar además, que su permanencia en ella es de apenas tres trimestres porque para la primavera de 1919, se notificó a todos los estudiantes mayores, como era el caso de Elena (Helena), que salieran del colegio para dar cabida a los niños menores. Así que su infancia transcurre en la casa, ayudando con los quehaceres de la cocina, ordeñando las vacas, y cuidando de sus hermanos.

Luego de su breve transito por la escuela, en 1919, contando apenas catorce años, comenzó a trabajar como empleada doméstica en casa de los amigos de la familia Bryszewski, en Aleksandrów, Lódzki, ciudad donde, por cierto, el 30 de Octubre del 1921, es decir, a los 16 años, recibe el Sacramento de la Confirmación, administrado por el Obispo Vicente Tymieniecki.

Designed by FlashMint Develop by TechWorkers.