¿Cómo funciona la AP?



La Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento es un trabajo esencialmente laical, y completamente voluntario. Se nutre fundamentalmente de los miembros de la vecindad de El Caliche, lugar donde tiene su asiento la Capilla de la Divina Misericordia, quienes en un efecto de doble vía, han encontrado la Misericordia de Dios en La Casita y, a la vez, han contribuido, con su conversión y fe, a hacer de este lugar un Santuario donde muchos buscan la Misericordia de Dios. Además, el Ministerio de la Adoración Perpetua se compone de miembros de la Comunidad Fuente de Misericordia, Inc., los cuales se sienten responsables y compromisarios de la continuidad del Programa y quienes, además, son adoradores del Santísimo Sacramento porque han constatado la Misericordia de la Presencia Real de Dios en sus vidas. En adición, la Adoración Perpetua se compone, también, de un ejército de voluntarios provenientes de múltiples comunidades y parroquias de Santo Domingo e, incluso, de áreas de la periferia de la ciudad, como Villa Mella y otras del interior del país, como el Grupo de Yamasá, Provincia de Monte Plata, que nos acompaña. Es decir, peregrinos que visitan nuestra Capilla y que se mantienen ligados a ella por su fervor religioso o en acción de gracias, por favores recibidos de la Misericordia de Dios. Todos estos voluntarios reciben el nombre de Celadores de la Adoración Perpetua.

Los Celadores, al ofrecerse para servir en este Ministerio, indican el horario que tienen disponible para acompañar al Señor en el Santísimo Sacramento del Altar. El tiempo o unidad mínima disponible es de una hora a la semana.

Algunos Celadores se ofrecen para servir una sola hora a la semana, un día en específico, es decir, lunes de 8:00 a 9:00AM, por ejemplo. Otros tiene la disposición de dedicar más de una hora y se comprometen a cubrir dos o más horas de un mismo día, por ejemplo, Miércoles de 7:00 a 9:00PM, pero hay otros que deciden servir una hora varios días a la semana, e incluso, los hay que se comprometen diariamente con una ora fija. Así, por ejemplo, hay quienes acompañan al Señor todos los días de 6:00 a 7:00AM. Algunos hermanos tienen sus agendas diarias muy sobrecargadas y prefieren acompañar al Señor en la vigilia. En ese caso, deciden que lo acompañarán los viernes primero de mes, por ejemplo. En conclusión, existe una total libertad e infinitas combinaciones posibles de organizar el tiempo en el que usted puede servir en la Adoración. Naturalmente, como se trata de un Ministerio de Adoración Perpetua, existe una estructura organizativa, claramente definida para acomodar la disponibilidad de tiempos de todos los Celadores. (Ver Estructura Organizativa)

Una vez registrado en un horario determinado, el Celador, junto a todos los demás Celadores inscritos en el mismo horario, se compromete a asistir a nuestra Capilla en el horario convenido, para acompañar a Jesús, en una acción reparadora, en amorosa adoración y para desarrollar comunitariamente nuestro Programa de Oración intercesora.

Los Coordinadores de Turnos y de Tandas, así como la Coordinación General, velan porque todos los horarios cuenten con el número adecuado de Celadores, que haya Celadores en todos los turnos y que Jesús esté siempre acompañado. Velan también por el fiel cumplimiento de nuestro Programa de Oración. Sin embargo, es sólo la Divina Providencia y el accionar del Espíritu Santo que proveen los Celadores y la gracia.

Designed by FlashMint Develop by TechWorkers.